lunes, 28 de julio de 2014

Tarta mágica de chocolate

Acumulo recetas en la carpeta de pendientes a un ritmo mucho mayor del que consigo hacerlas.
Cada vez que en un blog, en facebook o en una revista veo una receta que me llama la atención la copio y la guardo en el ordenador, la carpeta llegó a contener tantos archivos que no conseguía encontrar lo que quería y el año pasado le tuve que hace subcarpetas por categorías.


Pero mientras que la carpeta VERDURAS sólo tiene 14 archivos esperando a pasar por mis fogones, la carpetas GALLETAS Y MAGDALENAS tiene 26 y la TARTAS contiene 65 recetas !!!

Esta tarta la tengo desde hace tiempo esperando su turno, ayer íbamos a comer a casa de unos amigos y decidí que era el momento adecuado para probarla.

Me ha pasado como con las pitas, hice la receta sin esperanzas de que a mi me funcionara. La teoría dice que las pitas al meterlas en el horno se vuelven huecas por dentro y que la tarta mágica al meterla en el horno se separa en tres capas. ¿ mi horno hace mágia?

"Pero a mi no me pasará" pienso mientras tengo el horno encendido. Y como dice su nombre, la tarta es mágica y se separan las densidades de la mezcla y las pitas a las que deberíamos renombrar y llamarles pitas mágicas se separan volviéndose huecas.

Un sólo batido, una sola masa, tres texturas diferentes, podríamos anunciar a bombo y platillo.

Las fotos no le hacen justicia, estábamos en una terraza con platos de plástico y el móvil como cámara. La tarta está buenísima, jugosa y  las tres capas combinan a la perfección.

La de abajo como de flan, la del medio una mezcla entre crema y mouse, la superior de esponjoso bizcocho.



Ingredientes para un molde de 22 cm de diámetro

    4 huevos L
    160 g de azúcar glas,
    1 cucharada de agua
    125 g de mantequilla
    70 g de harina
    45 g de cacao en polvo puro
    500 ml de leche entera
    una pizca de sal
    1 cucharadita de mantequilla para engrasar el molde,
    1 cucharada de cacao en polvo para decorar (opcional).

Yo usé un molde un poco más grande y puse 1,5 veces las cantidades ( 6 huevos y los demás ingredientes en proporción)

Preparación

Separamos las yemas y las claras y montamos las claras a punto de nieve con la pizca de sal – yo con Kitchenaid- Reservamos en un bol las claras
Seguidamente derretimos en el microondasla mantequilla y la dejamos enfriar. Calentamos ligeramente la leche. Precalentamos el horno a 160 grados.

Después sin lavar el vaso de la batidora añadimos las yemas, el agua junto con el azúcar y las batimos con las varillas hasta que estén blanquecinas, aproximadamente unos tres minutos. Añadimos la mantequilla líquida pero ya templada, y seguimos batiendo hasta que se incorpore. Echamos la harina y el cacao en polvo tamizados y removemos hasta que no se vean grumos.
Seguidamente añadimos la leche y por ultimo las claras a punto de nieve con cuidado de que no se bajen mucho. En este momento hay que dejar de usar la batidora y envolver con una espátula

Engrasamos un molde desmontable o bien utilizamos uno de silicona y vertemos la masa.
Horneamos durante unos 60 minutos o hasta que veamos el pastel cocido.
Reservamos unas horas en la nevera sin desmoldar hasta la hora de servir. Podemos servirlo tal como sale o dándole la vuelta para que la capa de bizcocho quede abajo. Cuando la vayamos servir podemos espolvorearla con cacao puro en polvo o con azúcar glas.

Licencia de Creative Commons
somnisdexocolata by Estela Martínez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported License.

jueves, 24 de julio de 2014

Tarta mouse de limón

Cuando yo era pequeña y en algún sitio donde íbamos a comer me decían que parte del pollo me gustaba yo le preguntaba a mi madre y ella contestaba que la pechuga. Con el tiempo aprendí que esa parte que a mi trozo preferido se llamaba pechuga y si me decían que trozo del conejo ( o del cordero ) quería también contestaba que la pechuga.

A mis hijos, que ya son grandecitos, les pasa algo parecido. Cuando hago un postre que no sea la típica tarta de chocolate - por ellos el pastel siempre sería de chocolate- me preguntan antes de pedirse un trozo ¿mamá, a mi me gusta este pastel? y yo, depende del día les contesto de una manera u otra.

Opción A- claro que te gusta, hijo.
Opción B- no te gusta nada, está malísimo, yo de ti ni lo probaría ( que así tocamos a más)

Hoy a la hora del postre cuando saqué la tarta me decanté por la respuesta A, la probaron y evidentemente que se la comieron.

Esta tarta la hice para llevarla a casa de unos amigos que nos habían invitado a cenar y cuando crucé la puerta me decían que no podía haberla hecho yo, que seguro que era comprada. Me pasa muchas veces, algún postre que yo considero muy sencillo o a veces una decoración a la que le encuentro un montón de fallos y luego los no iniciados en la materia cuando la ven opinan que es una maravilla.

Esta es una tarta refrescante y ligera ideal para el verano


Ingredientes:

Para la base: 
una plancha de bizcocho genovés o galletas trituradas mezcladas con queso crema y mantequilla fundida.

Para la crema: 
500 gr de nata para montar
300 gr de queso tipo phildelpia
10 láminas de gelatina neutra
1 limón
6 cucharadas de azúcar
100 ml de agua

Para el adorno:
1 sobre de gelatina de limón
2 rodajas de limón
cáscara de limón confitada


Empezamos preparando la base, hacemos una plancha de bizcocho genovés o trituramos las galletas y las mezclamos con queso y mantequilla fundida. Cubrimos la base del molde- mejor desmontable- que vayamos a usar con una preparación u otra.

Cortamos dos rodajas de un limón que reservamos para la decoración y hacemos zumo con el resto.

Cortamos unas tiritas de piel de otro limón con un pelador de zanahorias y hacemos ralladura con el resto de la cáscara.


Mezclamos el zumo de limón colado con el azúcar y el agua y lo calentamos hasta que hierva, diluimos las hojas de gelatina previamente hidratadas, mezclamos con un batidor, añadimos la mitad de la ralladura de limón y dejamos templar.

Mientras montamos la nata con 3 cucharadas de queso, añadimos el resto del queso al líquido con la gelatina, mezclamos bien y con una espátula o un batidor manual vamos añadiendo la nata montada poco a poco mezclando con movimientos envolventes.

Vertemos sobre la base de bizcocho y dejamos unas 4 horas en la nevera.

Antes de decorarla podemos poner la tarta unos 30 minutos en el congelador para que se quede más consistente.
Ponemos en un cazo durante unos 15 minutos las tiritas de cáscara de limón, un poco de agua y una cucharada de azúcar. Sacamos y reservamos.

Hacemos gelatina de limón poniendo la mitad del agua de la que indiquen las instrucciones, vertemos la gelatina sobre la tarta, decoramos con dos rodajas de limón y con las tiritas de cáscara y volvemos a dejar en la nevera durante 3 o 4 horas antes de servir.


Licencia de Creative Commons
somnisdexocolata by Estela Martínez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported License.

sábado, 21 de junio de 2014

Tarta tatin

Hoy le ha tocado el turno a otro clásico de la repostería, la tarta tatín. La había comido muchas veces pero no la había hecho nunca, porque se necesita una sartén que se pueda meter en el horno y antes no tenía ninguna.





Pero ahora tengo una fantástica sartén woll de titanio con mango desmontable a la que no se le pega nada y que sirve entre otras cosas para hacer esta tarta.

Los ingredientes son muy sencillos: manzanas, mantequilla, azúcar, harina y huevo pero el resultado es maravilloso.

Ingredientes, para un molde de 24 cm

relleno
1,5 kg de manzanas reineta ( yo no encontré y le puse golden)
70 gr de mantequilla sin sal 
190 gr de azúcar 


masa
225 g de harina
1 pizca de sal
100 g de mantequilla sin sal
65 gr de azúcar glas 
1 huevo grande o 1 huevo mediano y 1 cucharada de agua

Preparación

Tamizamos la harina con la sal. La mezclamos con la mantequilla pomada a mano o con la thermomix velocidad 4 durante unos segundos. Agregamos el azúcar y volvemos a mezclar.
Incorporar el huevo y amasar velocidad espiga 1 minuto

Hacemos una bola que envolvemos con film y guardamos en la nevera durante 1 hora
( mientras preparamos las manzanas)

Pelamos las manzanas, les quitamos el centro y las partimos en cuartos.
Ponemos la mantequilla y el azúcar en una sartén que luego podamos meter en el horno y calentamos a fuego medio hasta que se funda el azúcar. 
Añadimos las manzanas, con el centro de cada cuarto hacia arriba, con los gajos bien apretados y dispuestos de manera "bonita" ya que luego las manzanas quedan en la parte superior de la tarta.
A mi no me cabían todas y puse otra sartén más pequeña con los gajos sobrantes. A medida que las manzanas de las sartén grande iban menguado les añadía los trozos de la sartén pequeña.


Tenemos la sartén entre 45 y 60 minutos, a fuego lento, hasta que la manzana se caramelice y el jugo se haya casi evaporado. Hay que ir regando la parte superior de las manzanas con el líquido de la sartén para que la parte de arriba también quede caramelizada.


Cuando esté la manzana lista, apagar el fuego, estirar la masa que tenemos en la nevera y cubrir con ella la sartén, con cuidado de no quemarse, y apretando el contorno hacia abajo para que quede un poco remetido.















Hornear con aire a 190º durante 25 o 30 minutos.
Sacar del horno, dejar reposar 5 minutos y desmoldar dando la vuelta cuando todavía esté caliente, porque si no el caramelo se enfría y se nos quedaría pegado a la sartén.



Se puede servir templada o a temperatura ambiente y está genial acompañada de una bola de helado de vainilla.















Licencia de Creative Commons
somnisdexocolata by Estela Martínez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported License.

domingo, 18 de mayo de 2014

Cupcakes de plátano y nueces con frosting de fresa


¡ Qué ricos que estaban ! la masa dulce con un ligero sabor a plátano, los trocitos de nuez, crujientes, cuando mordías y la crema de fresa, en su punto de ácido para darle un toque refrescante.

Hice un megamix de varias recetas que encontré por internet, todo para aprovechar un plátano que se había puesto muy maduro, y el resultado ha sido un éxito. Nunca antes un plátano ennegrecido había tenido un final tan feliz.




Para la masa

- 60 gr de plátano maduro ( o lo que pese el vuestro)
- el mismo peso de azúcar
- el mismo peso de harina
- 1 huevo
- aceite de girasol, la mitad del peso del plátano
- medio sobre de levadura royal
- unas nueces a trocitos

ui, lo que me está costando poner esta receta, la traduzco al lenguaje matemático que es lo mío
- x gr de plátano maduro
- x gr de azúcar
- x gr de harina
- x/60 huevos
- x/2 gr de aceite de girasol
- x/120 sobres de levadura Royal
- unas nueces a trocitos

¿ a qué ahora queda mucho más claro?

Poner el plátano en el vaso de la thermomix, con el azúcar, el huevo, el aceite y mezclar a velocidad 6 hasta obtener una pasta fina, unos 30 segundos.
Añadir la harina y la levadura y mover otros 30 segundos velocidad 6. Añadir las nueces cortadas a trocitos con la mano y acabar de integrar todo con la espátula.

Rellenar moldes pequeños de magdalena y ponerlos en una bandeja con agujeros de cupcakes para que no se abran, creo que me he explicado muy mal con lo de la bandeja, así que una imagen vale mas que mil palabras

Hornear a 180 º con aire unos 15 minutos.


Si se quiere, se pueden calar con almíbar, pero yo no lo hice.

Para el frosting
- 70 gr de azúcar glas
- 40 gr de mantequilla a temperatura ambiente
- 2 cucharadas de pasta de fresa
- 2 cucharadas de leche

En Kitchenaid batir a velocidad 2 durante un minuto y a velocidad máxima durante 4 minutos. Poner en una manga pastelera con boquilla 1M ( boquilla de 5 puntas) y decorar de dentro hacia afuera formando círculos.





Licencia de Creative Commons
somnisdexocolata by Estela Martínez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported License.

Tarta de chocolate con cobertura brillante

La hice para el cumpleaños de Txus, y como le gusta mucho el chocolate pues tuvo bizcocho de chocolate, relleno de chocolate y cubierto de chocolate. Y él, que casi no llega para su "fiesta" porque volvía de Colombia y se le había retrasado el trabajo que tenía que acabar allí. Ya me pensaba que nos íbamos a comer su tarta en su ausencia.


Mi marido es poco dado a los piropos y los elogios, pero me dijo: es la mejor cobertura de chocolate que has hecho nunca. Y es verdad, fui a un curso la semana pasada y me enseñaron unos cuantos truquis que no sabía.


Para el bizcocho ( para 8-10 raciones)

- 120 gr de mantequilla a temperatura ambiente
- 100 gr de azúcar glas
- 90 gr de yemas ( 5 huevos M)
- 120 gr de chocolate Nestlé postres
- 120 gr de harina
- 5 gr de levadura royal
- 180 gr de claras ( de los 5 huevos anteriores)
- 100 gr de azúcar

Fundir el chocolate con la thermomix, 50 º durante unos 3-4 minutos velocidad 7 los primeros segundos y luego velocidad 2, vigilando que no se queme. En cuanto esté todo fundido añadir  la mantequilla con el azúcar, las yemas y mezclar velocidad 4 unos segundos hasta que esté todo integrado.

Montar las claras con el azúcar glas  a punto de nieve (yo con kitchenaid) , retirar la mitad del merengue y a la otra mitad y incorporarle la mezcla del chocolate, junto con la harina y la levadura tamizadas. Mover con la espátula y cuando esté bien integrado añadir el resto de las claras.

Poner la masa en un molde y hornear a 180 º con aire, unos 20 minutos. Dejar enfriar.

Si preparamos el bizcocho el día anterior va bien para que se asiente envolver en papel film y dejar en la nevera.

Al día siguiente ( o cuando esté frío) cortar el bizcocho por la mitad, como veis en la foto va bien poner un palillo cortado por la mitad y clavado en el borde para luego encajar bien las dos partes.

 Almíbar
- 100 gr de agua
- 100 gr de azúcar
- una cucharada de azúcar vainillado

Poner todos los ingredientes en la thermomix 10 minutos velocidad 2 a 100º
Dejar que se enfríe un poco antes de usarlo.
Si sobra se puede conservar muy bien en un bote de cristal cerrado en la nevera.

Calar el bizcocho con el almíbar con la ayuda de una cuchara o un pincel de repostería.


Rellenar de lo que más nos guste: mermelada, ganache de chocolate, crema… Yo lo rellené de una especie de nocilla de compré en Lidl que lleva trocitos de avellana y está riquísima.

Me acabo de dar cuenta que últimamente no hago más que hacer propaganda de productos de Lidl en el blog, voy a decirles que me patrocinen a ver si hay suerte y me gano unos durillos.



Tapar el bizcocho y disponerlo sobre una rejilla, poniendo debajo una bandeja para recoger los restos de chocolate que caerá cuando le pongamos la cobertura. Que aquí no se tira nada.

Cobertura de chocolate brillante
- 125 gr de azúcar
- 100 gr de agua
- 50 gr de cacao puro Valor
- 75 gr de chocolate Nestlé postres a trocitos pequeños
- 75 gr de mantequilla a trocitos pequeños

Y también le hago mucha propaganda a Nestlé postres, esto no puede ser !!!

Poner el agua con el azúcar en la thermomix 5 minutos temperatura varoma, incorporar el resto de los ingredientes, mezclar hasta conseguir un líquido homogéneo. Colar y luego con la ayuda de un cazo sopero o de una jarrita ir vertiendo sobre el pastel, haciendo hincapié en los bordes, hasta que esté todo cubierto. Ir dando golpecitos al pastel para sacar las burbujas de aire que puedan haber quedado en la cobertura.

Meter en la nevera para que endurezca un poco




El chocolate que nos sobre de la cobertura lo podemos guardar en la nevera en un tuper cubierto con papel film que toque la superfície del chocolate.

Y ahora TACHÍN, TACHÍN,  el secreto mejor guardado de los pasteleros profesionales está a punto de  desvelarse ¿ cómo se hacen esos adornos tan guays que lleva el pastel por encima?

Se derrite una tableta de chocolate con leche para que el color sea diferente del de la cobertura y destaque más. Se pone en una manga pastelera.

En un bol se pone cualquier licor transparente de unos 30º de graduación ( vodka, ginebra, ron..) que previamente, el día antes al menos, habíamos puesto en el congelador. Se deja caer el chocolate encima del licor, en cuanto toca con el líquido que está bajo cero se solidifica y se queda la forma que hayamos querido hacer. Se saca con la mano y se seca con un papel de cocina.

Se pone sobre la tarta y queda monísimo.








Licencia de Creative Commons
somnisdexocolata by Estela Martínez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported License.

Bombones para mis alumnos



Ya empieza a ser tradición que despida a mis alumnos de 2n de BAT con un pastel, el jueves fue la última tutoría del curso y les llevé el desayuno:  Bizcocho con lemon curd, y estos bombones, además de un pequeño discurso en el que entre otras cosas les deseaba lo siguiente:

 





No deixeu mai que les vostres preocupacions superin  la vostra il·lusió. Lluiteu per allò que volgueu aconseguir, encara que no sigui fàcil, i sobre tot, sigueu feliços. 
( No dejéis nunca que vuestra preocupaciones superen vuestra ilusión. Luchad por lo que queráis conseguir, aunque no sea fácil,  y sobre todo, sed felices)














Estos bombones son muy rápidos y fáciles de hacer y sobre todo los de chocolate negro cunden mucho:

BOMBONES DE CHOCOLATE NEGRO: ( 40 unidades)
- 250 gr de chocolate nestlé postres
- 50 gr de manteca de cerdo
- 100 gr de almedra crocanti
- 50 gr de avellanas 
- 6 galletas maría

Derretir el chocolate en el microondas, sacando cada minuto y removiendo, con cuidado que no se nos queme. Añadir la manteca y remover con una cuchara hasta que quede integrada, añadir las almendras crocanti y las avellanas trituradas a trocitos, pero sin que lleguen a ser polvo. Trocear las galletas maría con la mano, y añadírselas también a la mezcla. Dejar templar un poco y rellenar cápsulas pequeñas. 
Enfriar en la nevera


BOMBONES DE CHOCOLATE BLANCO CON ESPECIAS: ( 30 unidades)
- 250 gr de chocolate blanco de buena calidad
- 50 gr de manteca de cerdo
- 50 gr de avellanas
- un puñado de Kellogg's Special K
- una cucharadita de canela
- un poco de pimienta negra recién molida
- una cucharadita de jengibre

Derretir el chocolate blando en el microondas con cuidado que no se queme, el chocolate blanco es más difícil de derretir que el negro, y queda una masa pastosa en vez de un líquido espeso. Añadir la manteca y remover hasta que se integre. Añadir las especias  los Kellogg's.
Hacer montoncitos sobre una lámina de silicona y poner media avellana sobre cada uno de ellos. Dejar enfriar en la nevera



somnisdexocolata by Estela Martínez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported License.
Licencia de Creative Commons

viernes, 9 de mayo de 2014

Bundt cake de limón y jengibre



Tenía mi molde Nordic Ware totalmente olvidado. Después de 3 años deseando comprarme uno, cuando al final lo conseguí lo usé dos veces y lo metí en el armario.

El otro día vi ( ya no recuerdo donde, tengo memoría de pez Dori) una receta de un bundt con limón y jengibre y decidir adaptarla para usar un azúcar de jengibre que había comprado en el Lidl.


Y aprovechando que el bizcocho iba a ser de limón ¿ cómo no iba a rellenarlo de lemon curd? Si seguís mi blog supongo que os habréis dado cuenta de que hago muchas recetas con esta crema, pero es que está riquísima, no es nada empalagosa y tiene ese punto exacto entre el dulce de la crema y la acidez del limón que gusta a todo el mundo.

 Ingredientes:


2 cucharadas de ralladura de limón

50 ml  zumo de limón

420gr de harina 
3/4 cucharadita bicarbonato sódico

3/4 cucharadita levadura química

250gr de mantequilla a temperatura ambiente

250gr de azúcar

3 huevos grandes

250gr buttermilk
2 cucharaditas de ginger&orange de lidl o en su defecto de jengibre molido
1/2 cucharaditas de pimienta blanca en polvo

Lemon curd
Azúcar glas

Preparación:
Precalentar el horno a 170º.
Engrasar un molde bundt de 25cm con mantequilla caliente para que entre bien en todas las hendiduras.
Tamizar la harina, el bicarbonato, el polvo de hornear y las especias. Reservar.
Pelar un  limón sin tomar nada de la parte blanca y triturar con la thermomix a velocidad 7-10 para rallarla bien. Reservar.

Batir la mantequilla y el azúcar con la pala de la amasadora,  hasta conseguir una mezcla que haya blanqueado y quede esponjosa ( unos 3 minutos, velocidad media) 
Añadir los huevos ligeramente batidos uno a uno, a velocidad baja. No añadir el siguiente hasta que el anterior no esté totalmente integrado.
A velocidad baja, añadir un tercio de la harina, alternar con el buttermilk, y terminando con la harina. Incorporar ahora la mezcla de zumo de limón y la ralladura. Mezclar bien hasta verlo todo integrado.
Echar la mezcla en el molde bundt engrasado asegurándonos  que la masa ha entrado en todas las hendiduras del molde, darle unos golpecitos contra la encimera si fuera necesario. Alisar la superficie.
Hornear durante de 50 a 60 minutos, o  pinchar con un palillo, para saber si está cocido. Dejar enfriar en el molde y desmoldar.

Yo lo partí por la mitad, lo rellené de lemon curd y lo decoré espolvoreando con la ayuda de un colador azúcar glas.





Licencia de Creative Commons
somnisdexocolata by Estela Martínez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported License.